Iluminación para Running

El catálogo más completo de productos de iluminación para running

¡Déjate ver! Descubre nuestra selección de luces, linternas y frontales para correr.

Cuando el sol se esconde y los últimos rayos de sol asoman por el horizonte… ¡no es momento de parar de correr! Con el frontal adecuado puedes correr y correr y seguir corriendo sea el ocaso del día o altas horas de la madrugada. Te damos la bienvenida a nuestra sección de iluminación para running. Aquí encontrarás una amplia selección frontales, linternas y luces para correr.

Encuentra el Mejor Precio de Internet para las Iluminación para Running

Las linternas de running se han convertido en un elemento fundamental para todos aquellos corredores que salen a entrenar de madrugada o a última hora de día por cuestiones laborales o familiares. Y es que este elemento es realmente importante: en ciudad para ser fácilmente visto por los coches y, en montaña, para ver mejor ante tanta oscuridad.

Antes de elegir un frontal de running es conveniente tener en cuenta varios factores que van a determinar cual de ellos ofrece un mejor rendimiento. A continuación, te explicamos una serie de características que debes tener en cuenta; estas son la potencia, la autonomía, la carga, el peso o los modos de funcionamiento.

Potencia de una luz frontal

Cuando hablamos de potencia nos referimos a la cantidad de lúmenes de un frontal. Es importante que el frontal tenga un alcance largo (especialmente si es un frontal de trail running) para ver mejor en las bajadas (en las subidas es menos importante, ya que se avanza más lento y hay más capacidad de reacción). A partir de 80 lúmenes sería una potencia adecuada (con 40 lúmenes se pueden iluminar hasta 10 metros de distancia), aunque todo lo que sea superior te será de gran ayuda. Es importante que el frontal tenga una gran potencia tanto de longitud (que sea capaz de iluminar lejos) como de amplitud (que también ilumine a los laterales). En este caso, un frontal LED nos ofrecerá una mayor intensidad de luz.

Autonomía

Uno de los principales quebraderos de cabeza a la hora de comprar una linterna frontal es la autonomía que proporciona. En el mercado hay una gran variedad de productos con diferente autonomía que pueden ir desde un par de horas hasta cerca de 48 horas. Para controlar la autonomía es importante que la linterna de cabeza tenga varios modos de iluminación.

Modos de funcionamiento de una linterna frontal

En relación a lo que decíamos anteriormente de la autonomía, cuando hablamos de modos de funcionamiento de una linterna frontal nos referimos a que se puedan elegir varias intensidades o modos de iluminación: luz larga, luz corta, luz intermitente…

Asimismo, es importante que el frontal sea dirigible: es decir, que se pueda mover hacia arriba, hacia abajo o hacia los lados en función de nuestras necesidades o del tipo de terreno que estemos recorriendo.

Carga

Este es otro de los puntos más importantes. Debemos hacernos la siguiente pregunta: ¿se puede cargar con rapidez en cualquier lugar? A día de hoy existen frontales de running que funcionan con pilas, aunque lo recomendable es elegir uno que incluya batería y se pueda cargar mediante USB.

Peso de la luz frontal

El último aspecto a tener en cuenta es el peso del mismo. Lo ideal es elegir un frontal pequeño que no pese demasiado; de esta forma, será más cómodo de transportar y más estable a la hora de correr. En este sentido, es importante que las sujeciones también sean buenas. Lo ideal es que abarquen la circunferencia de la cabeza y, además, se sujete por la parte superior de la misma para evitar que la linterna de running se desplace hacia abajo.

Comparar artículos
  • Total (0)
Comparar
0